Cinco parroquias han sido cerradas en seis meses en Burkina Faso

La situación en Burkina Faso empeora. Tras la muerte de veinte cristianos en un ataque en Bourasso, cinco parroquias se han visto obligadas a cerrar por amenaza de más ataques terroristas. La situación es tan grave que incluso el seminario menos de San Kisito ha sido trasladado a Fada N´Gourma, la capital de la región.

La diócesis de Fada N’Gourma ha informado que los robos, secuestros y asesinatos se han intensificado enormemente en la diócesis en 2022. De las dieciséis parroquias que componen la diócesis, cinco han sido blanco directo de ataques violentos y han tenido que cerrar completamente por motivos de seguridad.

La razón es el terror islamista que ha estado asolando el país desde 2015 y se está extendiendo cada vez más. Si bien inicialmente parecía que los yihadistas no estaban particularmente interesados en los cristianos, esto ha cambiado desde 2019. Desde el inicio de la crisis las poblaciones sufren violencia, asesinatos y abusos de todo tipo. Muchas personas son secuestradas, detenidas y otras asesinadas. Todos los días hay enormes robos de ganado. Todo esto genera pánico en la población y provoca la huida de muchas personas. Muchas comunidades se han convertido en pueblos fantasma porque los terroristas les persiguen, les intimidan y no dejan que los cristianos realizan sus labores diarias y de trabajo.

El informe cita el testimonio de un sacerdote local, que narra el modus operandi de los terroristas. El 28 de febrero de 2022, fueron incendiados el cabildo y la comisaría en la localidad de Tambaga (Tombaga). A los pocos días, los terroristas rodearon el mercado y ocuparon las calles. Los habitantes fueron llevados a la mezquita e invitados a convertirse al islam: “Issa (Jesús) había venido, pero su misión ha terminado. Él prometió que vendría alguien más como su sucesor, y ese es Mahoma. Después de eso, fueron a quemar la escuela secundaria católica, la escuela secundaria de la ciudad y una escuela privada”, informa el sacerdote. Así, intentan obligar a los cristianos a convertirse al Islam y anular sus derechos de libertad de fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.