sit.internazionale.web@gmail.com

Dios no está muerto: una luz en la oscuridad

“Dios no está muerto: una luz en la oscuridad” es una película del director Michael Mason, una película actual sobre la importancia de la fe, la creencia en Dios y la fuerza del perdón. 

El film, según los críticos, funciona a la perfección porque trata de incluir todos los puntos de vista en lo relativo a los derechos a la libertad religiosa y de culto. Especial importancia tiene el diálogo ya que además de mostrar el atractivo y la obligación de hacerse las grandes preguntas, de saber moverse por el amor, de poner en práctica el perdón, de buscar sentido al dolor; no evitan cuestiones incómodas, como las razones del alejamiento de muchos jóvenes de la práctica religiosa.

Los personajes son seres humanos, y todos distan de ser perfectos y justamente ese reconocimiento de las propias flaquezas, bien imbricado en la trama, da al conjunto una gran solidez, y da pie a momentos muy emotivos.

Este tipo de películas centradas en el cristianismo y en el poder de la fe como fuerza capaz de conseguir “imposibles” son de gran valor porque acercan los grande temas a todo el público, incluidos los jóvenes. Dar visibilidad a la religión es un camino hacia la libertad y los derechos humanos. Desde el SIT proponemos y recomendamos diferentes películas que nos pueden ayudar en nuestro camino hacia la verdad y este es una de ellas.

Traductor