sit.internazionale.web@gmail.com

En Semana Santa, recordamos el dolor de los cristianos perseguidos

Las cofradías y hermandades del territorio nacional han decidido unirse para visibilizar y dar apoyo a los cristianos perseguidos de todo el mundo. Según el Informe Libertad Religiosa en el mundo 2018, recoge que 1 de cada 5 cristianos en el mundo viven sin libertad de fe. Debido a que existen 327 millones bautizados que viven en países de persecución y 127 millones más en lugares donde son discriminados. 

Entre las acciones que se han acordado destacan oraciones, distintos cirios con un distintivo para dar un espacio especial a todos esos cristianos sin libertad de fe.

Según algunos testimonios de cristianos por el mundo, la época de Semana Santa es uno de los más peligrosos ya que sufren la persecución de gobiernos, cuerpos de seguridad u otros grupos radicales opuestos al cristianismo. Así, en India como en Siria, los ataques violentos se esperan mientras los cristianos se reúnen para identificarse con la muerte y resurrección de Jesús.

Durante Semana Santa el año pasado, varios incidentes se registraron en India. El pastor Sundar Singhfoi fue atacado fuera de su iglesia en la ciudad de Dharmapuri, en Tamil Nadu, estado en el sur del país. Él dirigía el culto de oración cuando un grupo de hombres y mujeres empezó a destruir las motocicletas en el exterior de la iglesia. Cuando el pastor salió a ver lo que estaba pasando, el grupo arrojó piedras sobre él. Sundar resultó herido y tuvo que ser llevado al hospital. Posteriormente, los agresores se quejaron de él a la policía, acusándolo de “mal comportamiento” en relación a las mujeres.

A 170 kilómetros de Dharmapuri, en la aldea de Maradur, otra iglesia fue atacada el Domingo de Resurrección del año pasado. La organización Persecution Relief, con base en India, relató que un grupo de más de 40 personas invadió una iglesia durante el culto y comenzó a atacar a los fieles, incluso al pastor. Cuando llegó la policía, no hizo nada para detener el ataque.

Por eso es importante ceder un espacio en nuestra oraciones a todos los cristianos perseguidos del mundo y más en el momento de reflexión al que nos invita esta Semana acompañados de la mano de Jesucristo.

 

Traductor