Escalada de la persecución contra cristianos en India en 2024

La persecución de los cristianos en India ha alcanzado niveles alarmantes en los primeros meses de 2024, con un aumento significativo en los ataques y la hostilidad, según informes de diversas organizaciones de derechos humanos y religiosas.

El Foro Cristiano Unido (UCF, por sus siglas en inglés) documentó 161 incidentes de violencia contra cristianos desde el 1 de enero hasta el 15 de marzo de 2024. Estos ataques incluyen prohibiciones de acceso a pozos de agua para familias cristianas en Chhattisgarh y acusaciones falsas de conversiones ilegales en Uttar Pradesh, donde numerosos pastores han sido arrestados simplemente por llevar a cabo servicios religiosos.

El aumento de la violencia es una continuación de la escalada observada en 2023, cuando se registraron 601 casos de persecución, un 45% más que el año anterior. Los estados de Uttar Pradesh y Chhattisgarh se destacan como las regiones más afectadas. En estos lugares, los cristianos enfrentan agresiones físicas, la destrucción de lugares de culto y la expulsión de sus hogares. La situación es particularmente grave para los conversos del hinduismo, quienes son constantemente presionados para renunciar a su nueva fe.

Los ataques se ven exacerbados por las leyes anti-conversión vigentes en varios estados, las cuales, según los críticos, son utilizadas para justificar la violencia y la intimidación. Estas leyes permiten que los extremistas hindúes acusen a los cristianos de conversiones forzadas, resultando en arrestos y acoso continuo. En muchos casos, las autoridades locales, que a menudo comparten la ideología extremista, no sólo ignoran estos abusos sino que a veces participan activamente en ellos.

La violencia reciente en Manipur es un claro ejemplo de la gravedad de la situación. En mayo de 2023, los enfrentamientos étnico-religiosos en esta región desplazaron a miles de cristianos, destruyeron cientos de iglesias y resultaron en numerosas muertes. Estos incidentes han resaltado la peligrosa intersección entre la política y la religión en India, donde el nacionalismo hindú sigue ganando terreno, promoviendo una agenda que margina a las minorías religiosas.

La comunidad internacional y organizaciones de derechos humanos están haciendo un llamado urgente al gobierno indio para que tome medidas firmes y proteja los derechos constitucionales de los cristianos y otras minorías religiosas. Mientras tanto, los cristianos en India continúan practicando su fe con valentía, a pesar de los riesgos significativos que enfrentan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *