sit.internazionale.web@gmail.com

España es el tercer país que más ayuda a los cristianos perseguidos del mundo

Según la Memoria de Actividades 2020 de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), los españoles han aportado un 6% más que el año anterior a pesar del Covid-19.

En concreto, Solidaridad Internacional Trinitaria ha señalado que los números también han aumentado hasta un 20% de personas que han participado generosamente para mejorar la vida de los cristianos perseguidos. El Padre Antonio Aurelio Fernández, director del SIT, ha querido destacar la “amabilidad y generosidad de la comunidad cristiana presente en España a través de toda la Familia Trinitaria. El trabajo de todos los responsables del SIT sirve para que los cristianos que se encuentran en persecución perciban que no están solos. Nuestro carisma sólo tiene respuesta en la fe de los perseguidos”.

Este porcentaje se traduce en muchas personas que apuestan por los proyectos que el SIT ha mantenido y sigue realizando en países como Irak, Nigeria, China o India. Muchas de las personas que han colaborado han entendido la necesidad de los cristianos perseguidos agravada por la pandemia mundial del Covid-19, que se ha cebado con estas personas.

Los países que han recibido más ayuda por parte del SIT han sido, por orden de cuantía económica, Siria, India, Irak, Nigeria y China, centrados en la urgencia de las necesidades básicas, la rehabilitación de viviendas destruidas por la guerra, cuidado y formación para niños, atención sanitaria, ayuda sacramental, atención a personas prófugas o ayuda a personas ancianas han sido, entre otros, los proyectos realizados. Estos se centraban en situaciones de urgencia que generalmente repercutía de forma acentuada en mujeres, niños y ancianos.

En cambio, los proyectos de rehabilitación de casas sirven para presentar una demanda de trabajo para los padres de familia que, por la situación de conflicto bélico, es inexistente. De esta forma, también los cabezas de familia pueden aportar al núcleo del hogar, por su propio trabajo, un soporte económico para que no necesiten permanecer solo con ayudas y donativos.

En definitiva, Solidaridad Internacional Trinitaria ofrece la ayuda directa a las personas que sufren persecución. Una ayuda que no se mueve con intermediarios, sino que todas las colaboraciones van integras a los destinatarios deseados por los donantes. Esta fiabilidad hace que muchas de las personas que colaboran con el SIT sientan la tranquilidad de unos proyectos realizados y la seguridad de que su colaboración llega a las personas perseguidas.

Desde el SIT queremos seguir mejorando y la financiación es uno de los puntos de apoyo más importante para las familias de cristianos perseguidos. España puede convertirse en el país más solidario.

Traductor