Francisco, a los Trinitarios: “Los felicito, ustedes defienden la libertad religiosa actuando”

 

Compromiso basado en el carisma original

El Pontífice se congratuló con todos ellos por este compromiso que llevan a cabo recurriendo al carisma original, que se remonta a más de ocho siglos atrás, a la época de San Francisco de Asís. Y recordó que “el Espíritu Santo suscitó en aquel tiempo, tal como lo hace siempre en cada época, testigos capaces de responder según el Evangelio a los desafíos del momento”. A la vez que añadió:

“Juan de Matha fue llamado por Cristo a dar su vida por la liberación de los esclavos, tanto cristianos como musulmanes. No quiso hacerlo solo, individualmente, sino que fundó para ello una nueva Orden, una orden ‘en salida’, nueva también en su forma de vida, que debía ser un apostolado ‘en el mundo’. Y el Papa Inocencio III dio su aprobación y apoyo pleno”

Francisco recordó que Jesús enviado por el Padre y movido por el Espíritu Santo, de manera que “en él actúa toda la Trinidad. Y la obra de Dios Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo, es la redención del hombre: por esto Cristo derramó su sangre en la cruz. Como rescate por nosotros. Esta obra se prolonga en la misión de toda la Iglesia”. Pero en su Orden – dijo el Papa – “ha encontrado una expresión singular, peculiar, yo diría literal – un poco como la pobreza en Francisco – es decir, el compromiso por el rescate de los esclavos”.

Y añadió textualmente:

“Lamentablemente este carisma es de flagrante actualidad. Tanto porque incluso en nuestro tiempo, que se jacta de haber abolido la esclavitud, en realidad son muchos, demasiados, los hombres y las mujeres, incluso los niños reducidos a vivir en condiciones inhumanas, esclavizados. Y porque, como bien señala su congreso, la libertad religiosa es violada, a veces pisoteada en muchos lugares y de diversas maneras, algunas crudas y obvias, otras sutiles y escondidas”

Antes de despedirse, el Santo Padre les agradeció su trabajo y los animó a continuarlo, también colaborando con otras instituciones, eclesiales o no, que comparten su noble objetivo. Y les recomendó que no pierdan su especificidad, sin “diluir” el carisma, a la vez que les manifestó su deseo de que la Virgen y San Juan de Matha acompañen siempre el camino de la Orden y el servicio de la Solidaridad Internacional Trinitaria. Y tras bendecirlos de corazón, les pidió que por favor, no se olviden de rezar por él.

Noticia Religión Digital


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.