Informe de la visita del Presidente de SIT-España a Corea del Sur sobre la situación de nuestros hermanos perseguidos

He tenido el privilegio de poder convivir con la comunidad trinitaria durante un mes y he podido conocer muchas realidades de fe y caridad que me han enriquecido mucho. Mi principal misión ha sido el tema central de nuestro carisma que es la persecución cristiana que en Asia igual que en el resto del mundo debería de preocupar mucho a todo el mundo pero lo esta haciendo a la familia trinitaria de Corea del Sur.

La comunidad de frailes esta actualmente compuesta por tres hermanos. Gee Moon (Guillermo), Young Min (Pedro) y Chan Mo (Ignacio) que es el ministro. Aquí también hay dos grupos de laicado que ellos acompañan y animan. Un grupo en Masan donde ellos residen y otro grupo mas numeroso en Busan que es la segunda ciudad mas grande del pais y se encuentra tambien cerca de ellos.

Gee Moon es el responsable del SIT aunque toda la comunidad y también los laicos están muy sensibilizados con el tema. Cada viernes por la tarde rezan junto con dos de los laicos por los perseguidos y aportan con gran esfuerzo para la caja de redención. Además han publicado una revista de sensibilización y difundieron camisetas propias con la letra “Nun” apoyando los perseguidos en Siria e Irak.

En las reuniones de comunidad y con los laicos he podido conocer mejor la situación política y religiosa del país y también de Corea del Norte. La persecución y la falta de libertad religiosa existe y es grave en Corea del Norte pero resulta muy difícil detectar o cifrar.

Según datos que emite Corea del norte hay unos 3,500 católicos en su país y según la estimación de la Iglesia católica de Corea del sur hay unos 10.000 en el norte y cristianos protestantes aun mas.

En el norte existen unos pocos templos religiosos representativos que no funcionan en realidad sino sirven para la imagen de aquel país y se abren para que los pocos extranjeros que pueden visitar Corea del Norte tengan una buena impresión del respeto que tienen a los creyentes.

La Familia Kim que rige por tercera generación el país con mano dura usa el mismo lenguaje y los mismos códigos religiosos de los cristianos para que el pueblo alabe a su líder como si fuera el mismo Dios. De hecho muchos de los refugiados del Norte que llegan a conocer la Biblia se sorprenden diciendo que lo que el libro del Génesis dice sobre Dios lo mismo se dice sobre el dictador Kim Jeon Un.

Ellos tienen que adorar a su líder como si fuera divino y así se presenta también él mismo. Cuando se manda a alguien a un campo de concentración o a la pena de muerte, suelen condenarlo por traición al líder o a su país pero nunca por razones religiosas.

Un refugiado del norte que llega a Corea del sur muchas veces esta manipulado por intereses políticos del norte o del sur. Ellos ni son inmigrantes como pueden ser los Chinos o Vietnamitas ni tampoco son coreanos igual que los sureños.

Los distintos organismos estatales, religiosos o privados que se dedican a los norcoreanos no son capaces de integrarles en la sociedad. Los norcoreanos tienen que cambiar su identidad para no ser detectado por los servicios secretos del norte. Les falta una acogida discreta pero eficaz.

Los que les acogen o trabajan con ellos hasta hoy los manipulan y les clasifican según su propio interés. Les usan para la propaganda en contra del norte y para que alaben la política del sur. Muchos de ellos por eso se tienen que buscar otra salida y caen en la delincuencia y terminan en prisión. Gee Moon ha acompañado a uno de ellos estando en la cárcel pero después de su puesta en libertad desapareció.

La familia trinitaria de Corea del sur, tendiendo mucho interés y voluntad para ayudar y rescatar a los perseguidos cristianos del norte esta orando, formándose y sensibilizando.

En cuanto tengan edificado su propia casa y su propio sustento este más asentado, tienen el gran deseo de poder abrir una casa de acogida para atender a los que sufren persecución o están encarcelados mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *