sit.internazionale.web@gmail.com

La realidad de los cristianos perseguidos en China

La República Comunista de Xi Jinping lleva años persiguiendo y cuartando de la libertad religiosa a los cristianos que viven en China. Concretamente, hay un total de 41 artículos que se encargan de controlar la religión dentro del país y en las que queda vigente que la única opción de creencia son las emitidas por el Partido Comunista Chino. Así, en el artículo 17 se establece que “las organizaciones religiosas deben difundir los principios y políticas del Partido Comunista Chino”, también requieren que “el personal religioso y los creyentes apoyen el liderazgo del Partido Comunista Chino, el sistema socialista, y sigan el camino del socialismo con características chinas”.

¿Qué significa esto en la práctica? Por un lado, obliga a todos los cristianos a esconderse y procesar su fe en sitios clandestinos y por otro lado, una gran represión por parte de las autoridades que destruyen iglesias y obligan a los cristianos a firmar documentos declarándose que ya no son cristianos. El reportero del New York Times, Javier C. Hernández, cuenta que el gobierno del presidente Xi Jinping está llevando a cabo “una campaña impecable” contra la iglesias que se estima que las componen hasta unos treinta millones de cristianos.

Según fuentes del país chino: “El presidente chino se siente preocupado por el culto independiente que amenaza al Partido Comunista y por eso, ha intensificado el control sobre los cristianos”. Entre las acciones de opresión que se han llevado a cabo destacan: la prohibición de vender Biblias, la quema de cruces, la destrucción y demoliciones de iglesias y la obligación de clausurar numerosos lugares de culto.

Actualmente, la persecución de los cristianos que viven en China no es muy conocida ya que son pocos los medios de comunicación que cuentan lo que está ocurriendo. Por eso, desde el SIT creemos en la necesidad de dar voz y visibilidad a todas estar personas que son perseguidas por sus creencias y su fe en Dios.

Traductor