sit.internazionale.web@gmail.com

Los cristianos de Afganistán están en riesgo de muerte

Los últimos acontecimientos en Afganistán están marcando el futuro de los cristianos en el país. La llegada al poder de los talibanes ha supuesto una situación de gravedad y peligro para numerosos sectores de la sociedad y para los cristianos especialmente ya que uno de los objetivos talibanes es unificar la religión hacia un islam extremista.

A pesar de todas las noticias e informaciones internacionales, de quienes apenas se habla es de los cristianos de Afganistán, minoría cuya situación se encuentra comprometida tras el ascenso de los extremistas al poder. La amenaza es clara porque, para muchos terroristas, atacar a los cristianos significa atacar a occidente.

Pero este silencio, lejos de ser una discriminación, está buscado por los propios cristianos, según afirman algunos de ellos que están tratando de pasar desapercibidos para evitar problemas de seguridad. Así se lo ha transmitido un destacado miembro de la comunidad cristiana de Afganistán: “por el momento, cuanto menos se hable de nosotros, mejor”.

Aún así, expertos en derechos humanos se pronunciaron ante la ONU para advertir el grave riesgo de violencia mortal al que están expuestos miles de cristianos en Afganistán.

Giorgio Mazzoli, el Oficial Jurídico de las Naciones Unidas para la organización de defensa legal cristiana ADF International en Ginebra, habló sobre la grave situación de los derechos humanos en el país y señaló que: “la grave situación contra la libertad y democracia, y la consecuente y agudizada crisis humanitaria en Afganistán, está obligando a muchos ciudadanos a huir para no ser sometidos a la violencia por el actual régimen”. Así mismo, advirtió que los cristianos en Afganistán están en un riesgo extremo de ser asesinados por su fe bajo la sharía o ley islámica; y llamó a los gobiernos a tomar medidas sólidas y coordinadas para salvarlos.

Se estima que en Afganistán hay de 8 a 12 mil cristianos de todas las confesiones, sin embargo, la Iglesia Católica allí es totalmente clandestina. Todos los cristianos son conversos, pues en el país la apostasía está penada con la cárcel e incluso con la muerte.

Por eso es importante hacer un llamamiento internacional a favor de los derechos humanos de todos los cristianos que han quedado atrapados en Afganistán y unir nuestras oraciones para que pronto reciban una solución.

Traductor