sit.internazionale.web@gmail.com

Solidaridad Internacional Trinitaria señala que la pandemia ha disminuido las ayudas y ha acrecentado el malestar de los cristianos

El total de cristianos perseguidos en todo el mundo aumenta. La causa, según  Padre Antonio Aurelio Fernández, director de Solidaridad Internacional Trinitaria (SIT): “es el crecimiento de la persecución a los cristianos en los países africanos por culpa del aumento de la islamización de este continente”.

“Si miramos el mapa, veremos cómo, por ejemplo, en Nigeria la islamización va creciendo como una mancha de aceite que se extiende. Lo mismo ocurre en países como Camerún, Congo, Madagascar… El ataque a los cristianos se debe al sentido de libertad y servicio que predica esta religión cristiana”, explica el Padre. Según la traducción, el Islam se traduce como -sumisión-. De ahí que muchos académicos consideren que una religión que presente a la persona como un ser libre con poder de decisión y de autonomía es un peligro para la religión islámica.

“Es necesario una actualización y modernización del Islam, no pueden seguir teniendo unas prácticas religiosas iguales a cuando el contexto mundial se presentaba como una repartición de poderes e imposiciones. Deben aceptar el derecho a la Libertad religiosa”, concluye.

Así, mientras que el caso de cristianos perseguidos aumenta en el mundo, las ayudas solidarias disminuyen. El principal motivo es la pandemia, apuntan desde el SIT, “las personas tienen más cercano el sufrimiento que está generando el Covid-19 y les cuesta mirar más allá”. Pero, “es necesario”, afirman.

Entre los proyectos: la urgencia más grande está en Nigeria; la persecución, raptos y matanzas realizadas por el grupo de Boko Haram y sus afiliados están causando numerosos asesinatos. Además de los miles de desplazados dentro del país que huyen de la persecución.

En cambio, aunque en Siria o Irak la situación de violencia ha disminuido, ha crecido el estado de hambruna. El dopo-guerra ha traído la falta de trabajo, recursos y alimentos. Allí, los proyectos del SIT se centran más en la alimentación y ayuda básica como mantas, carburante para la cocina y otras formas de colaboración urgente. Además, se siguen restaurando casas de cristianos que habían sido bombardeadas y destruidas. Así, “pueden encontrar algo de refugio en medio del frío y de la nieve que, en invierno, cae en estos países”, narran.

A la hora de actuar en países con dificultades para los cristianos perseguidos, Solidaridad Internacional Trinitaria, organismo de la Familia Trinitaria, se diferencia a la hora de que todas las ayudas y colaboraciones que reciben llegan completamente íntegras para los proyectos. La falta de intermediarios o de personal remunerado hace que los proyectos tengan más recursos, lleguen más ayudas. Pero además, siempre hay miembros de la Familia Trinitaria que voluntariamente están presentes durante diferentes periodos del año para colaborar y animar a seguir adelante en estos proyectos.

“A los miembros del SIT no les preocupa estar presentes durante las guerras o las carestías. Aprovechan estas situaciones para presentarse en estos países y decirles, no solo de palabra, sino con gestos concretos, que no están solos, que nosotros estamos con ellos el tiempo que sea necesario, en los lugares que nos necesiten”, relata el Padre Antonio Aurelio.

“A este punto recuerdo que durante la guerra en Siria, concretamente en Aleppo, no existía ningún organismo internacional presente. En cambio, la única asociación que viajó a Alepo, Homs y Damasco, para quedarse con los cristianos durante la persecución fue Solidaridad Internacional Trinitaria. Esta, creo, es una gran diferencia”, finaliza el director del SIT.

Cualquier persona que quiera colaborar puede hacer un ingreso de cualquier cuantía en la cuenta de la Orden de la Santísima Trinidad ES17 0075 7007 8406 0737 0043.

Traductor