Tres cristianos son asesinados en Egipto

El pasado mes de junio, Nagah Megali, de Mahdi, un pueblo de la gobernación de Sohag, murió en el hospital a causa de las heridas que sufrió al ser atacado. Los hechos ocurrieron mientras Megali montaba en moto, un hombre lo tiró y le atacó con un machete. Megali fue trasladado al hospital con heridas graves, mientras que Abdullah Hosni fue detenido y encarcelado (el responsable del ataque).

A pesar de que en el juicio salió como culpable y se confesó el crimen. La familia del acusado alegó que este tiene una enfermedad mental. Los familiares del muerto afirmaron que es difícil entender cómo un hombre que era lo suficientemente apto mentalmente como para viajar y trabajar en Libia, pueda de repente alegar un trastorno mental después de ser acusado de matar a su hermano.

No es la primera vez que Hosni ataca a un cristiano. Hace dos años, tras agredir a otro cristiano, fue condenado a un año de prisión, pero fue liberado tras la habitual “sesión de reconciliación”. Se trasladó a Libia y regresó a Egipto dos días antes del ataque a Megali. Al parecer, Hosni había establecido vínculos con grupos extremistas islámicos durante su estancia en Libia.

En Egipto, los incidentes relacionados con la violencia sectaria suelen ser resueltos por las autoridades locales mediante las llamadas “sesiones de reconciliación”. Sin embargo, estas sesiones suelen dejar en peor situación a los cristianos minoritarios, mientras que los autores musulmanes quedan libres. Esto ha dado lugar a una cultura de impunidad de la violencia contra los cristianos que intensifican los ataques ya que el castigo no es demasiado grave. La persecución y los asesinatos a los cristianos alrededor del mundo, están adquiriendo tintes cada vez más graves y dañinos para las minorías de las comunidades cristianas. Así, huir del país es una práctica cada vez más repetida mientras que las autoridades no garantizan la seguridad de estas familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.