Solidaridad Internacional Trinitaria presente con los cristianos perseguidos de Irak

En estos últimos días, el Presidente de Solidaridad Internacional Trinitaria, SIT-General, ha querido estar presente en la vida cotidiana de los cristianos perseguidos y refugiados en Erbil (Irak). Conocer el drama de la persecución y el abandono que sufren por parte de los Organismos Internacionales ha sido la realidad más evidente que ha comprobado.

Todo comenzó cuando una bomba cayó en la ciudad de Qaraqosh matando a una mujer y sus dos hijos. Al observar que la seguridad no era buena a causa de las bombas, toda la población decidió irse a Erbil para refugiarse, esperando que la lucha entre el autodenominado Estado Islámico y el ejército del Gobierno terminase por expulsar al ISIS. De hecho, anteriormente ya habían estado los terroristas 3 días en esa ciudad cristiana, pero el ejercito consiguió derrotarlos y expulsarlos. Ahora se esperaba que sucediese lo mismo y que el ejercito volviera a sacar a los terroristas, por lo que las personas de Qadaqosh se fueron prácticamente dejando todo en sus casas esperando volver esos mismos días.

Inexplicablemente, el ejército gubernamental se retiró (quizás por ser una ciudad cristiana, por lo que no merecía defenderse nuevamente), dejando libremente que el ISIS tomase definitivamente la ciudad. Más de dos años han pasado desde entonces, y las personas que llegaron para pocos días a Erbil, han tenido que volver a comenzar una vida desde el vacío, ya que habían dejado todo en sus casas. Las imágenes del éxodo masivo de toda la ciudad de Qaraqosh ayudan a imaginar la situación en la que se encontraron todos los cristianos cuando llegaron a Erbil: gente durmiendo por las calles, buscando un poco de refugio, esperando que todo acabase para volver a sus casas…. Al final, la esperanza se terminó y comenzó la desesperación y el abandono. Solamente la Iglesia fue la que organizó campos de refugiados, distribuyó comida, creo dispensarios con medicinas para los enfermos que solo habían traído las suyas para pocos días, alquilaron casas para abrir guarderías, compraron contenedores para alojar a familias….

Hoy Qaraqosh ha sido liberada del Estado Islámico, pero las casas están derrumbadas o quemadas. No es posible vivir allí. Los terroristas islámicos se han encargado que antes de abandonar la ciudad, ésta quedase imposibilitada para vivir en ella. Al fin y al cabo era una ciudad de mayoría cristiana y Occidente (Europa, América…) no iba a hacer nada para que los cristianos vuelvan a sus casas.

Solidaridad Internacional Trinitaria está llevando proyectos desde hace años para ayudar a los refugiados. Ayudas para la creación de guarderías (SIT-España-Sur), construcción de dispensarios y pequeños hospitales (SIT-España-Norte), mantenimiento y alimentación de los refugiados (SIT-France-Canadá), primeras necesidades y alimentación a recién nacidos (SIT-General). La Familia Trinitaria no olvida nunca a aquellos que son la razón de la existencia de la Orden y Familia Trinitaria, los perseguidos a causa de su fe en Cristo. Por ello, seguimos luchando para que sea posible la libertad religiosa en los países donde no existen. Los trinitarios y trinitarias creemos en ello. Es nuestro carisma, es nuestro motivo de existencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *