Congreso Solidaridad Internacional Trinitaria sobre persecución religiosa, Canadá 2018.

Bajo el titulo “Los cristianos al filo de la ruta de la seda”, esta semana se está celebrando el 3º Congreso sobre persecución religiosa de Solidaridad Internacional Trinitaria Canadá-Francia. En esta ocasión se sigue como línea continua, para tratar el problema de la persecución religiosa, el camino que durante siglos ha sido el comercio internacional de la seda. Para comprender mejor el acoso sufrido por los cristianos a lo largo de la historia de estos países, el P. Antonio Aurelio ha comenzado por una conferencia sobre la persecución de los cristianos en China y su experiencia con cristianos en este país asiático. El señor Mario Bart, de Ayuda a la Iglesia Necesitada, ha presentado la situación de los cristianos en Uzbekistán. El Padre Guy Guindon nos ha hablado de como la experiencia de los cristianos perseguidos interpela a nuestra conciencia de cristianos. En cambio, el P. Roy Kurian a descrito la persecución de los cristianos en India y Bután. Las ultimas conferencias se han movido entre la presentación del problema religioso en Turquia (P. Frederic Souchet), la evangelización en Irán (Sami Aoun) y la situación de los cristianos en Siria e Irak, ofrecida por la misma conferenciante.

Durante estos días, los diferentes miembros de la Familia Trinitaria han convivido y han conocido la dramática situación de los cristianos en un recorrido concreto y profundo en los países descritos. Especial participación en el 3 congreso del SIT Canadá-Francia ha sido la presencia del presidente del SIT-General, el Provincial de Canadá-Francia y el Provincial de los Estados Unidos. Religiosas de Valence, religiosos de las comunidades trinitarias de Canadá y Usa y laicos de estos países, además de seminaristas y profesores del Gran Seminario de Montreal (lugar donde se ha celebrado este Congreso) han manifestado el gran nivel y la profesionalidad con que se ha tratado la persecución religiosa en estos países. Agradecimiento y satisfacción por parte de los participantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *