Convertirse del Islam al Cristianismo supone un peligro de muerte en Europa

Según el informe elaborado por el Centro Europeo para la Ley y la Justicia (ECLJ) , convertirse del Islam al cristianismo supone riesgos muy peligrosos. Francia destaca por ser el país “más difícil y generalmente peligroso para un musulmán dejar su religión”. Aunque otros países como Inglaterra, Bélgica, Alemania, Austria y Holanda están presentando crímenes similares.

”La gran mayoría de las personas que abandonan el islam para unirse al cristianismo experimentan persecución familiar y comunitaria que varía mucho en intensidad, desde el desprecio hasta la violencia”, detalla el informe. Generalmente es una persecución intrafamiliar que más tarde se hace comunitaria, llegando incluso a las redes sociales. Asimismo, indica que los ataques violentos contra los conversos al momento de anunciar su conversión abarcan desde el “desprecio y la agresión verbal” hasta la expulsión de la familia, matrimonios forzados de menores de edad, linchamientos y hasta asesinatos.

“Algunos islamistas llevan a cabo campañas de intimidación y de inteligencia para buscar y reprimir a los conversos. Por lo tanto, puede suceder que un converso sea descubierto y amenazado, agredido o incluso asesinado por un islamista al que ni siquiera conocía”, afirma el estudio.

Es cierto que en Europa no está vigente la ley sharia pero en el informe se descubre que si las comunidades islamitas son amplias e incluso conviven en ciertas zonas o barrios de Francia, la pueden aplicar entre ellos: “ciertas disposiciones de la ley sharia se pueden aplicar en la práctica si una comunidad musulmana local es lo suficientemente grande y radicalizada”.

En esta informe se destapa que la persecución de los cristianos no se da tan solo en países de África u Oriente Próximo si no que en Europa la realidad de los cristianos perseguidos sigue estando totalmente vigente hoy en día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.